Un gran poder conlleva una gran responsabilidad… ¿o es al revés?

El otro día, impartiendo clase en la universidad les dije a mis alumnos que un importante filósofo dijo una vez: “un gran poder conlleva una gran responsabilidad“. Entonces me callé, les miré y esperé su reacción. Tras unos pocos segundos uno de ellos sonríe tímidamente y me dice… “Profe, ¿eso no es de Spiderman?”. Me han pillado. Bueno, realmente lo hice por esto ya que estoy seguro que van a saber que no fue ningun importante autor quien pronunció semejante afirmación. Fue tío Ben a Peter Parker, el asombroso hombre araña.

Hice esta pequeña broma para introducir un concepto que para mi es fundamental en cualquier aspecto de la vida, sea en el ámbito profesional o personal: la proactividad. Les digo que cambien el orden de los sustantivos, que queda mejor si en lugar de la conocida frase dices “una gran responsabilidad conlleva un gran poder”. Cuanto más elijamos aceptar la responsabilidad de nuestras vidas, más poder tendremos sobre ella. Aceptar la responsabilidad de nuestras vidas es el primer paso para resolverlos.

Estoy convencido de que esto ya lo has escuchado antes, tantas veces como casi las mismas que las hemos ignorado. Asumir nuestra responsabilidad sobre lo que nos sucede, de ser consciente que entre lo que nos sucede y mi reacción estoy yo, quien puede elegir cómo reaccionar ante las circunstancias y no ser ese tipo de personas que se quejan por todo, pobres víctimas incapaces de actuar. Los ESQUES los llamo yo: “es que no puedo por…”, “es que nunca seré capaz de …”, “es que sin el tiempo suficiente no podemos…”. Me gusta explicar que estas personas suelen tener razón, no se inventan lo que les pasa, ocurre sin embargo que se centran más en el problema que en la solución de ahí que no suelan avanzar ni solucionar nada en su vida.

En ocasiones dudamos hacernos totalmente responsables de lo que nos sucede porque creemos que eso significa también asumir la culpa de ellos. La culpa es una cosa, la responsabilidad es algo totalmente diferente. CULPA es tiempo pasado, suele ser el resultado de las elecciones que hiciste tú u otra persona. La RESPONSABILIDAD es el ahora, se deriva de las elecciones que estamos haciendo en este momento presente, en cada momento del día. Nunca nadie es tan responsable de tu situación actual que tú.

Gracias por tu tiempo, lo más valioso que tienes, y no olvides …¡desarrollar tu talento y el de tu equipo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *