Ahora soy tu jefe. Cómo liderar a antiguos compañeros

Una de las preguntas que me plantean muchos de los alumnos que asisten a mis talleres formativos, hace referencia a cómo dirigir a antiguos compañeros. Es habitual que tras una promoción interna, el nuevo responsable deba asumir unas funciones diferentes que antes no desempeñaba, lo que sin lugar a dudas modifica la relación que tenía con sus compañeros.

De forma breve y esquemática, recojo a continuación las 5 claves que considero más importantes:

  1. ACEPTA QUE LA RELACIÓN VA A CAMBIAR: Negar lo inevitable nunca ha sido una buena estrategia. La relación que mantenías con tus compañeros va a cambiar y DEBE cambiar, lo mejor es aceptarlo cuanto antes y acelerar la transición. Uno de los errores más típicos y frecuentes que algunos líderes cometen es el de pensar y actuar como si no hubiera pasado nada. “Sigo siendo el mismo“, dicen y así lo comunican al equipo. Si, eso es cierto, lo que no sigue siendo igual es tu puesto. Recuerda que ahora tienes colaboradores, no amigos.
  2. ADOPTA LOS SÍMBOLOS Y CONDUCTAS DE TU NUEVO PUESTO: Se formal en el cumplimiento de los ritos y símbolos, asumelos cuanto antes. Si el director de la empresa suele presentar a los nuevos jefes, que lo haga también contigo, no digas “si ya me conocen“. Si los jefes de equipo suelen reunirse de manera informal algún día de la semana, intégrate y hazlo tú también.
  3. ESTABLECE TU AUTORIDAD CON HUMILDAD: Ahora eres el responsable por lo que tendrás que tomar decisiones que solo te incumben a tí. Puedes consultar algunas, buscar el consenso en otras, pero también debes ser tú quien decida aspectos importantes de tu área. Recuerda actuar con humildad pero de manera competente y segura.
  4. CÉNTRATE EN LO MEJOR PARA LA EMPRESA DESDE EL PRIMER MOMENTO: Haz visible tu liderazgo con acciones donde dejes claro que no vas a tener favoritismo con nadie. Será tu estilo personal y dejarás claro cómo quieres trabajar a partir de ahora. Por supuesto esto no quita que tu trato con el equipo sea cercano y flexible, pero también profesional y siempre pensando lo mejora para el grupo.
  5. EVALÚA LA ACTITUD DE TUS EX-COMPAÑEROS: Analiza qué actitud adoptan tus compañeros frente a tu promoción, la aceptan y te apoyan, la rechazan, pueden intentar boicotearla,… Recuerda que debes rodearte siempre de las mejores personas, si alguien de tu equipo no te va a ayudar, intenta que cambie su opinión, si no resulta posible, tendrás que barajar reubicar o cambiar a esta persona.

Estos sencillos 5 consejos son complementarios con adoptar un comportamiento cercano con el equipo, debes aprovechar tu relación con ellos, que la confianza sea una ventaja y nunca un obstáculo que perjudique tu trabajo y te impida tomar las mejores decisiones.

Gracias por tu tiempo, lo más valioso que tienes, y no olvides …¡desarrollar tu talento y el de tu equipo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *