3 sencillas, muy sencillas, formas de automotivarse

Había pensado titular este entrada “Motivación para desmotivados” o algo así, pero no me he atrevido. Realmente esa es la esencia de estas 3 sencillas estrategias de automotivación que pueden ayudar a recobrar la energía de forma fácil y práctica. En realidad creo que en eso consiste la motivación, llenar de nuevo el depósito de gasolina cuando necesitas continuar. Ocurre que el propio acto de automotivación debe ser fácil de ejecutar ya que si debemos invertir bastante energía en hacerlo, la cosa se complica bastante puesto que partimos de una situación de “bajón” y no de “subidón”. Seguro que muchas las conoces, pero creo que siempre es bueno recordarlas:

  1. ESTABLECE OBJETIVOS INTERMEDIOS: Siempre que te sea posible, divide los retos grandes en pasos más pequeños. Normalmente empezamos siempre con el depósito lleno de ilusión que conforme pasa el tiempo se va perdiendo. Si estableces metas a la mitad del camino, podrás poner el foco en ella, centrar tus esfuerzos en conseguirla y volverás a recobrar energía cuando lo hayas alcanzado.
  2. HAZ PÚBLICOS TUS OBJETIVOS: El ser humano es así de simple, el poder del compromiso público es increíble. Somos muchos más propensos a mantener un reto cuando alguien nos pide cuentas y claro, si se los he dicho a varias personas, son varias las que pueden hacerlo. Cuenta a otros qué quieres conseguir y cuándo, y deja que la influencia social y la presión pública haga el resto.
  3. NO ROMPAS LA CADENA: Está estrategia la he escuchado varias veces y siempre atribuida al cómico estadounidense Jerry Seinfeld. Parece ser que él se comprometía a escribir todos los días y para mantener su motivación incluso los días en los que no tenía muchas ganas, marcaba en un calendario los días que lo hacía. De esa manera cuando veía tantos días tachados, no quería “romper esa cadena” y seguía haciéndolo. Ser consciente de lo conseguido viendo todo lo que ya se ha conseguido, ayuda a mantener nuestro compromiso con el reto.

Gracias por tu tiempo, lo más valioso que tienes, y no olvides …¡desarrollar tu talento y el de tu equipo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *