La pregunta más motivadora que existe

La motivación es un concepto muy complejo de explicar y analizar. Saber con certeza que aumenta el compromiso de las personas es, y ha sido siempre, una de las grandes cuestiones a las que desde el mundo de los negocios se le ha querido dar respuesta. Mucho se ha escrito, innumerables teorías se han propuesto que a su vez han dado lugar a un sinfín de diferentes estrategias, algunas más sencillas de aplicar que otras. Siempre buscando el mismo objetivo, conocer como conseguir contar con trabajadores más motivados en las empresas y, en consecuencia, también más productivos.

No quiero ser simplista acerca del asunto en este breve artículo, pero con mucha humildad quiero realizar una breve aportación al tema. Creo que una de las acciones que más motiva a las personas consiste en realizar la siguiente pregunta al empleado:

¿Tú qué opinas?

Decir que solo con esto se consigue contar con trabajadores 100% comprometidos con la empresa es falso, en la organización debe existir también otras muchas condiciones en la empresa para alcanzar este meta. Pero de lo que también estoy seguro que esta pequeña acción es sin duda la más rentable y de las que mayores resultados ofrece. Al pedir opinión le estás diciendo a esa personas que confías en él/ella, compartes el propósito de la empresa o del departamento haciéndole participe de él y le das autonomía generando en él el sentimiento de que puede elegir, de que tiene libertad. En definitiva le estás haciendo sentir importante. Nada más y nada menos. Todos queremos experimentar esa sensación, esa emoción que se genera cuando somos conscientes que nuestro trabajo y esfuerzo tiene un sentido y está sirviendo para algo o alguien.

Claro que no puedes preguntarlo todo al equipo, existen decisiones estratégicas que le corresponde al líder tomarlas y solo a él (hace unos meses escribí sobre esto, puedes volver a consultarlo aquí). Pero al pedir opinión sobre el tema adecuado y en el momento preciso, el impacto sobre el compromiso de los empleados es muy importante. Te lo aseguro.

Gracias por tu tiempo, lo más valioso que tienes, y no olvides …¡desarrollar tu talento y el de tu equipo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *